AFTN Social

El menú social no está configurado. Necesitas crear el menú y asignarlo al «Menú social» en los ajustes de menús.

16 de mayo de 2022

San Miguel Multimedia

Vicariato Apostólico de Pando

A Bolivia le faltan 38.000 AstraZeneca para que quienes se vacunaron con este inmunizante completen sus dos dosis

Desde el Programa Ampliado de Inmunización dicen que no hay de qué preocuparse porque en breve llegará otro envío desde el mecanismo Covax

El Ministerio de Salud recordó este lunes que Bolivia tiene en su cadena de frío garantizadas las segundas dosis de la vacuna AstraZeneca pese a que el Instituto Serum de la India no pudo hacer llegar ni una sola del contrato de 5 millones suscrito con el Gobierno boliviano.

Max Enríquez, responsable nacional del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), explicó que Bolivia recibió el 21 de marzo 228.000 dosis de AstraZeneca del laboratorio Serum de la India, esto gracias al mecanismo Covax; el envío de la segunda dosis no pudo ser efectuado por los indios y fue cubierto gracias a la donación de 150.000 vacunas del gobierno de México en pasados días (13 de junio). 

Enríquez explicó que de ese primer envío de 228.000 primeras vacunas, 20.000 no se aplicaron y fueron utilizadas como segundas dosis, luego llegaron las 150.000 AstraZenecas mexicanas, que también cubrieron las segundas dosis, por lo que habría un faltante de 38.000 vacunas AstraZeneca para terminar de inmunizar a quienes accedieron a las primeras dosis.

«El mecanismo Covax en los próximos días nos hará llegar (otro envío para cubrir esas 38.000 faltantes), ese es su compromiso, entonces no tendremos ninguna dificultad».

Enríquez expuso que ese contrato quedó disuelto porque el laboratorio alegó que el Gobierno asiático al decretar el cierre de sus fronteras, imposibilitó que puedan cumplir ese compromiso de cinco millones de dosis de compra directa, por ello y para evitar cualquier déficit, dijo que el Gobierno nacional firmó un convenio con Sinopharm para comprar vacunas chinas.

Benjamín Blanco, viceministro de Comercio Exterior, precisó que no fue disuelto, y que en realidad «es un contrato marco, que consideraba entre las causales para su no aplicación circunstancias de fuerza mayor, en este caso a partir de las restricciones de la India, quedó sin aplicación», también aclaró que Bolivia no pagó nada por adelantado».

EL DEBER