El Tipnis sufre otra puñalada, la minería ilegal ingresó a la reserva

El Tipnis sufre otra puñalada, la minería ilegal ingresó a la reserva

Dirigentes indígenas denuncian que los avasallamientos y explotación minera suceden en el sur del Tipnis. Piden al Gobierno la atención para evitar daños ambientales, como en la cuenca amazónica

4 de septiembre de 2023, 4:00 AM

La minería ilegal ahora destroza los ríos y la vida del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis). En el sur de la reserva natural se halló contaminación producto de desechos mineros. Además, existen diez comunidades del área protegida que están sufriendo avasallamientos de interculturales, quienes ingresan al parque para sembrar coca.

El cacique mayor del Consejo Indígena del Sur (Conisur) del Tipnis, Hernán Suárez Parada, denunció que en su territorio los avasallamientos aumentan con el fin de sembrar coca y ahora detectaron la presencia de mineras que están contaminando los ríos.

“Hemos realizado cuatro días de caminata y en esos días se ha verificado nuevos chaqueos y actividades de una empresa que está explotando mineral en el territorio protegido. Pedimos la atención de las autoridades para evitar más daños a nuestro territorio, que es un área protegida”, afirmó Suárez.

El dirigente indígena confirmó que una empresa minera está en el sur del Tipnis. Suárez dijo que esta actividad está contaminando algunos ríos en esa zona y que lo estarían explotando es oro, como ocurre en los afluentes de la cuenca amazónica. “Hoy es una empresa y mañana pueden ser varias. Hay temor de que suceda lo mismo que pasa en el norte de La Paz, donde sus ríos están contaminados y sus pueblos indígenas ahora están llenos de mercurio”, reprochó el dirigente.

En octubre de 2011, el Tipnis fue declarado zona intangible y se detuvo la ejecución la construcción de una carretera que pase por medio de la reserva. Empero, en años posteriores se dieron leyes para reactivar este proyecto carretero, hasta el momento no se ha concretado y la obra no ha avanzado, aunque existe la construcción de puentes que conecta el Chapare con el sur del Tipnis.

“La presión por los proyectos extractivistas es cada vez más fuerte. Todos los países de la cuenca amazónica sienten esa misma tensión. Eso pasa en el Tipnis y es lamentable que ahora la minería este ingresando. La minería mata los ríos, podemos vivir sin oro, pero no podemos vivir sin agua. Eso deben entender los del Gobierno, las cooperativas y las empresas del exterior que están en nuestras cuencas”, afirmó Alex Villca, líder indígena de la Coordinadora Nacional de Defensa de los Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas de Bolivia (Contiocap).

Autoridades indígenas de las subcentrales Tipnis, Sécure y del Consejo Conisur denunciaron que reportan “constantes avasallamientos y atropellos” en más de diez comunidades por parte de interculturales para presuntamente producir coca e instalar proyectos mineros. Exigen a las instituciones públicas y autoridades judiciales apoyar en el marco de sus competencias a la defensa territorial.

“En una inspección (sobrevuelo y por tierra) en nuestro territorio hemos visto desmonte, nuevos asentamientos y chaqueos, tenemos fotografías. Pedimos respeto de nuestro territorio, el avasallamiento continúa en diferentes zonas”, añadió Suárez.

El dirigente sostuvo que diferentes sectores se sumarán por la afectación al área protegida y a su vez Tierra Comunitaria de Origen (TCO). Si no hay cumplimiento de las autoridades gubernamentales no descartan una movilización hacia la ciudad de La Paz.

El sector que estaría siendo avasallado y donde la minería estaría trabajando es la denominada “franja roja”, que está entre los límites territoriales del Tipnis y el Polígono 7. Los indígenas también advirtieron de la contaminación en los ríos por la explotación minera que se estaría ejecutando en esta zona protegida.

El cacique mayor denunció el hecho ilícito tras hacer conocer el voto resolutivo 08/2022 en el que denuncian que el Tipnis sufre constantes avasallamientos, especialmente en el límite sur del área denominada Polígono 7, donde están las comunidades de Sanandita, Santísima Trinidad, Bubuzama, Fátima de Moleto (Sector San Pedro), Villa San Juan de Dios, San Juan del Isiboro, Sagrado Corazón del Beni y otras.

Mediante un voto resolutivo los indígenas plantean cuatro demandas al gobierno de Luis Arce. Primero, cuestionan que dentro del Tipnis “se pretenda ejecutar proyectos carreteros y puentes sin consenso ni aprobación de las comunidades indígenas y las organizaciones matrices”.

Segundo, demandan que mientras no se resuelvan los conflictos de límites, avasallamientos, asentamientos ilegales, la consolidación de la autonomía y no se realice la consulta previa libre e informada no permitirán la construcción de ningún tipo de proyecto. Tercero, exigen que cualquier obra o proyecto ejecutado al interior de sus comunidades debe cumplir las normas ambientales y debe ser aprobado por las organizaciones orgánicas de TIPNIS.

Por último, aseguran que no están en contra de la conexión carretera entre Beni y Cochabamba, pero piden que ese proyecto no afecte la reserva. Además, exigen que la minería no ingrese a la zona.

En el Gobierno desconocen si existe presencia de minería en el sur del Tipnis.

La minería en Chapare crece y choca al Tipnis

El sur del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) resiste a distintos tipos de ataques. Autoridades indígenas de esa zona denunciaron que interculturales llegaron a su territorio con el fin de cultivar coca, pero ahora se suman más denuncias: la ganadería, la tala ilegal de árboles y la minería ilegal están acabando con el bosque de esa reserva.

Además, los dirigentes indígenas denuncian que sufren la desatención del Estado, ya que los municipios que deberían atender sus demandas no lo hacen, sobre todo de parte de los gobiernos subnacionales que son parte del trópico de Cochabamba.

El cacique mayor del Consejo Indígena del Sur (Conisur) del Tipnis, Hernán Suárez Parada, denunció que en el sur del área protegida los avasallamientos crecen sin ningún tipo de control. La autoridad indígena apuntó a los interculturales de cometer los asentamientos ilegales para luego cultivar la hoja de coca, pero además detectó que existen organizaciones que se dedican a la tala ilegal de árboles, ganadería y minería.

“Sabemos que los avasalladores son, como le decía, los hermanos interculturales. El tema es que sabemos que los hermanos (lo hacen) para seguir sembrando más coca dentro del territorio. Evidentemente es ilegal, aproximadamente siembran entre cuatro y tres catos que ya no son legales. Además, existen avasallamientos para talar árboles, para montar ganadería y ahora también para activar la minería ilegal”, denunció Suárez.

Minería en Chapare

Florencio Veizaga, dirigente de las seis federaciones del trópico de Cochabamba, denunció que la minería ilegal está proliferando en el Chapare. Por ejemplo, dijo, que se identificaron cooperativas ilegales en los municipios de Sacaba, Colomi y Villa Tunari.

El dirigente anunció que se dará un tiempo a las cooperativas para que por voluntad propia dejen el Chapare o que el Gobierno intervenga con operativos. Si no hay resultados, las federaciones las expulsarán, dijo.

“Hay cooperativas que están haciendo la explotación ilegal, les decimos que vamos a desalojar a todos los asentamientos ilegales. Hay más de 50 cooperativas mineras. Tienen que abandonar el sector de Villa Tunari sino nos veremos obligados a desalojarlos de nuestro territorio. El sector nos pertenece como federación Yungas Chapare, la familia intercultural y municipio Villa Tunari”, afirmó Veizaga.

El dirigente explicó que identificaron a más de 50 cooperativas ilegales en el sector y sólo una tendría todo los documentos y autorizaciones para su funcionamiento. “Han entrado por Sacaba o Colomi, queremos decirles que se registren”, exhortó.

El secretario de Minería de la Gobernación de Cochabamba, Eleuterio Galindo, informó que la extracción de estaño, wolframio y oro era una actividad que se practicaba en la zona andina y el cono sur del departamento cochabambino, pero en los últimos años las áreas de trabajo se ampliaron.

La autoridad anunció que se realizarán controles en diferentes zonas del Chapare.