Interpol activará búsqueda de los excomandantes de las FFAA y de la Policía

El general Kaliman abandonó su arresto domiciliario en Santa Cruz, en marzo. Ese mismo mes, el exjefe policial estaba en la ciudad de Tarija. Ambos son investigados por terrorismo, sedición y conspiración. Si salieron del país, fue de forma irregular

La Policía Boliviana desconoce el paradero del exjefe de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman y del excomandante policial Yuri Calderón, acusados de terrorismo, sedición y conspiración. El exjefe militar cumplía arresto domiciliario, pero desde marzo no regresó a su domicilio. En los reportes de Migración figuran como que no han salido del país. Interpol Bolivia iniciará los trámites para activar la búsqueda internacional.

Kaliman fue uno de los militares de confianza de Evo Morales. Entre 2012 y 2013 fue comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en Chapare y luego, a mediados de 2013, fue designado agregado militar de la embajada de Bolivia en Estados Unidos, cargo que no le correspondía, según fuentes militares. Regresó al país en 2016 para ser comandante de la Octava División del Ejército, en la ciudad de Santa Cruz. Un año después, en 2017, Kaliman fue nombrado inspector general del Ejército. En 2018 llegó a ser comandante del Ejército y después comandante de las Fuerzas Armadas.

En este cargo estuvo mientras se suscitaron los conflictos de 2019, cuando Morales renunció a la Presidencia después de que la OEA denunció un fraude electoral. El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Alberto Aguilar, explicó que Kaliman dejó su residencia en Santa Cruz en marzo, tras conocer la notificación por el denominado caso “golpe de Estado”. Detalló que el exjefe militar tenía arresto domiciliario por incumplimiento de deberes. “Tiene dos órdenes de aprehensión, una por incumplimiento de deberes y otra por el golpe de Estado. Se realizaron varios allanamientos, principalmente en Santa Cruz, pero no fue encontrado”, dijo.

El director nacional de Interpol, Pablo García, reveló ayer que iniciaron la solicitud de sello azul para buscar a Kaliman y al excomandante de la Policía.

La Policía Bolivia descartó que Kaliman haya salido del país de forma legal, ya que el exjefe militar no tiene registros en Migración. “No se sabe de su paradero”, dijo Aguilar, quien adelantó que se hará cumplir la orden de aprehensión que dispuso la Fiscalía.

Jorge Terceros, excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), detenido preventivamente por este caso, reveló en su declaración ante la Fiscalía que tres horas antes de que Evo Morales renunciara a la Presidencia, Kaliman ya conocía sobre la dimisión del exmandatario.

En diciembre de 2019, el exjefe militar descartó que se hubiera dado un golpe de Estado en contra de Evo Morales. El exuniformado agregó que la institución castrense fue fundamental para garantizar la democracia y evitar enfrentamientos entre bolivianos.

También se desconoce el paradero de Yuri Calderón, que ejercía como comandante de la Policía durante la crisis de 2019. El exjefe policial también tiene una orden de aprehensión acusado por terrorismo, sedición y conspiración. La Policía descartó que Calderón haya salido legalmente del país.

En marzo, Calderón se encontraba radicando en Tarija y tras recibir una orden de citación por parte de la Fiscalía presentó una justificación para no presentarse a declarar en la ciudad de La Paz.

“No se me notificó con un tiempo prudencial, mucho menos con un plazo de 24 horas de anticipación. Ahora bien, poner a consideración de su autoridad la distancia que separa entre ciudades de Tarija y La Paz, hace inhumanamente imposible comparecer en el horario y día señalado”, decía el memorial de justificación de Calderón.

Pide declarar

Gonzalo Jarjuri, quien fue comandante de la Armada Boliviana y que también está detenido por este caso, pidió ayer de manera formal a la Fiscalía que le fije hora y fecha para prestar su declaración ampliatoria. Al inicio, el exmilitar se acogió al derecho al silencio. Hoy, está detenido en el penal de Patacamaya, en La Paz.

Según sus abogados, Jarjuri no pudo declarar debido a la forma en la que fue aprehendido y porque no tuvo tiempo para coordinar acciones con los juristas que los representa.

A su vez, Jorge Nina, abogado de la exdiputada Lidia Patty, principal acusadora en este caso, anunció que José Luis Camacho, padre de Luis Fernando Camacho, será citado a declarar por la Fiscalía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.