Tres emprendedores que contribuyen al liderazgo de Cochabamba en tecnología

 

Hace tres años, Quantum lanzaba sus primeras cuatro unidades de autos eléctricos fabricados en su taller de Colcapirhua; hoy la empresa cochabambina comercializa vehículos en Bolivia, Perú, Paraguay, El Salvador y México. Al frente del exitoso emprendimiento está el ingeniero José Carlos Márquez.

En pocos años, este novedoso tipo de transporte, económico y amigable con el medio ambiente, ha ganado la preferencia de los bolivianos hasta convertirse como la mejor alternativa en remplazo de los vehículos a combustión. Pero Quantum S.A. no sería sinónimo de vehículos eléctricos sin su CEO, José Carlos Márquez, un joven cochabambino, emprendedor y visionario que confió en la capacidad y potencial de su gente al momento de seguir sus sueños.

José Carlos cuenta que la curiosidad y pasión por los vehículos y la tecnología con la que funcionan nacieron cuando era niño. En su adolescencia y juventud se complementaron con los dotes de empresario que adquirió en el negocio de su familia, Metalín, del que se hizo cargo antes de cumplir los 20 años. Desde entonces, su carácter innovador le llevó a impulsar varios y distintos proyectos. Inicialmente se enfocó en la fabricación de maquinaria de construcción y minería, y con su empresa logró elaborar minivolquetas eléctricas que tuvieron gran aceptación en el sector minero. El siguiente paso fue experimentar y adquirir conocimiento en el área de la electromobilidad. Y esa fue la semilla de Quantum S.A.

“La idea de Quantum nació como concepto antes que como marca. Empezamos a fabricar autos eléctricos a partir de lo que teníamos, hicimos pruebas, investigaciones y finalmente se logró consolidar un negocio pionero en el país”, recuerda Márquez.Para el creador de Quantum, los vehículos a combustión están quedando atrás. Debido no solo a su costo, sino también a sus efectos nocivos para el medio ambiente, se vuelven obsoletos. En contraparte, dice, los automóviles eléctricos son el futuro porque “su mecánica es mucho más sencilla y tiene más potencial que en los autos convencionales”.

Emprender en Bolivia no siempre es fácil, más aún si es en un área poco explorada. Ese fue el caso de José Carlos con los autos eléctricos fabricados por su empresa en Cochabamba. Para posicionar la electromovilidad en el país, Quantum apuntó a cuatro objetivos: promover el cambio de tecnología de vehículos a combustión a electricidad; posesionar la nueva marca Quantum; revertir la falta de tradición tecnológica de Bolivia y enfrentar la ausencia de normativas para registrar autos eléctricos.

“En Bolivia tenemos varios problemas, como la competencia desleal de los vehículos chutos y los usados. Otro factor es que como en el país el combustible es subvencionado, no hay una motivación para cambiar a electromovilidad, por lo que la gente no tiene el interés en ahorrar como sucede en otros países”, explica Márquez.

Pero ningún escollo ha impedido que los vehículos de Quantum lleguen a todo el país para orgullo de Cochabamba. La empresa logró consolidar la comercialización de 400 vehículos de los cuales más del 50% ya se encuentra circulando en diferentes regiones. Ahora que la marca Quantum ya se ha consolidado dentro y fuera de Bolivia, José Carlos Márquez planea instalar una fábrica en ciudad de México y trabaja en la ampliación de nuevos modelos. Cochabambino de cepa, José Carlos es amante de la gastronomía, el cálido clima, la gente y las tradiciones de la Llajta. El ingeniero de sistemas y padre de cuatro hijos disfruta las caminatas y no para de innovar. (María Mena).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.