MAS pisa el acelerador y opositores están “cuesta arriba” para el 2025

Legisladores de la oposición adelantaron un cambio de estrategia en busca de mermar electorado al oficialismo y mostrar una alternativa para los comicios generales. Además, admitieron fallas en su rol como opositores.

Mientras el Movimiento Al Socialismo (MAS) “pisa el acelerador” con miras a las elecciones del 2025, analistas consideran que los opositores están “cuesta arriba” para poder disputarle los comicios generales al partido azul. Añaden que en más de dos años no pudieron realizar un trabajo efectivo para consolidar electorado y liderazgos.

En la actual gestión, la oposición generó agenda y contribuyó a la aprobación de la ley del Censo. Además, en el Legislativo, logró frenar, junto a los evistas, la aprobación del Presupuesto General del Estado, lo que obligó a los arcistas a buscar acuerdos con el ala radical del MAS para aprobar esa norma.

El politólogo José Orlando Peralta indicó que la oposición quedó relegada y que ahora está en “contra el reloj” para ser una alternativa frente al MAS en 2025. Añadió que los líderes, como los parlamentarios, no inciden en la agenda pública y tampoco tienen cercanía con la población.

“Los líderes quedaron relegados en la agenda pública nacional. Luis Fernando Camacho solo está limitado a nivel regional, por otro lado Carlos Mesa solo está en redes sociales y no tiene cercanía con la población. La oposición no amplía sus bases como lo hace el MAS, el rol de los parlamentarios fue de regular para abajo. Están cuesta arriba para poder diputarle la presidencia al MAS en 2025”, señaló.

El cientista político Carlos Cordero expresó que la oposición no pudo capitalizar la división del MAS y detecta que hay una falta de coordinación entre Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos. Señaló que no tienen una agenda común y los legisladores se limitan en las críticas al Gobierno.

“Creemos y CC están divorciados, no tienen una actuación con una agenda en común. En la oposición hay jóvenes que critican todo, pero con solo criticar no se hace algo. En general no hay una oposición política coherente y consistente y que priorice cosas. Si la oposición hubiera sido más sólida, hubiera hecho más cosas”, sostuvo.

La abogada y analista Nadia Beller aseveró que lo único positivo de la actual oposición es que legisladoras mujeres cobraron protagonismo. Explicó que se evidencia que estas figuras no tienen un apoyo de los líderes de CC y Creemos y de sus bancadas.

“Hemos tenido una oposición bastante estéril y que se ha prestado al MAS, como pasó con el Defensor del Pueblo (…). El liderazgo femenino se ha hecho ver bastante en esta gestión: María René Álvarez, Luisa Nayar, Luciana Campero, Andrea Barrientos, estas señoras han destacado por encima del resto de sus bancadas y por trabajos aislados, no veo apoyo de sus líderes y sus bancadas”, complementó.

Sobre estas observaciones, el diputado de Creemos José Carlos Gutiérrez admitió que no hay coordinación y unidad en los bloques de oposición. Dijo que no se puede capitalizar la división del MAS, algo en lo que trabajarán.

“A la oposición le falta una dirección, no se reconoce así misma, no hay un proyecto ni a mediano plazo. En el Parlamento esperan un caudillo, que sacrifique a un caudillo. Pero la oposición tiene una gran alternativa que es mirar a Santa Cruz y es incluirla en su agenda”, aseveró.

La senadora de CC Nelly Gallo justificó que no se hubiera incidido más en la fiscalización, puesto que si bien ellos tienen inmunidad, el Gobierno amenaza a sus familiares. Adelantó que se hará un cambio de estrategia para poder hacerle frente al oficialismo en las próximas elecciones generales.

“En la Asamblea nos cuartan el derecho a la fiscalización e incluso la libertad de expresión. Los ministerios no responden nuestras fiscalizaciones. Estamos nosotros trabajando para cambiar una estrategia para modificar las observaciones que hay y mejorar las acciones de fiscalización, para contrarrestar al MAS y tenemos que capitalizar su división”, argumentó.

Cordero sostuvo que a los opositores les queda poco en “tiempos políticos”, y que pueden dar la vuelta a su situación incidiendo en la fiscalización y cambiándole la agenda al MAS. “Están muy lejos de ser opciones victoriosas y tiene que empezar a recuperar terreno”, declaró.

Peralta afirmó que el MAS y el Gobierno tienen muchos errores que pueden ser aprovechados, para mermarles voto y capitalizar electorado. “La gestión del Gobierno no es perfecta, hay muchos problemas. La oposición debe interpelar esto de manera seria”, afirmó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *