Mons. Coter: “El Señor nos enseña a ser mejores como personas esto nos ayuda en la vida y a caminar al encuentro con el Señor”

Prensa CEB 25.12.22. “El Señor nos encuentra siempre ahí donde estamos, aunque estemos en el hospital, viene también el Señor a encontrarnos al hospital, para darnos su abrazo de fuerza, amor y paz en el corazón, pidamos que esta paz nos ayude a estar bien, porque si el corazón está bien el físico responde mejor”, manifestó el obispo del Vicariato Apostólico de Pando, Mons. Eugenio Coter, al celebrar la eucaristía de este domingo de Navidad desde el Hospital General de segundo nivel de Riberalta.

En su reflexión dijo que el mundo aún vive momentos de dolor y sufrimiento, y los enfermos en el hospital son una pequeña prueba del dolor que hay en el mundo; sin embargo existen algunos que sufren aún más, porque son actos que vienen de la maldad humana: “eso es peor, pensemos en las guerras, en los que de golpe han perdido todo en la vida, vivimos en un mundo que tiene una lógica que no es la lógica del niño Jesús, que elige ser hombre y persona humana, en pleno, como todos nosotros. Este niño asume todas las características de la persona humana, entonces también la lucha por su salud y también el necesitar de atención y abrazos, este niño, este Dios que se hace niño, asume toda nuestra humanidad y la acompaña, y lo hace porque cree en la humanidad, cree que si a la humanidad le indicamos la forma de ser personas positivas, nos ayude a vivir mejor y recordarnos que somos hijos de un Padre, que estamos camino al cielo, pero no para desentendernos de este camino, sino para cuidar todo lo que vale a la luz del cielo”.

El obispo compartiendo la Palabra en este centro de salud junto a los enfermos, les manifestó que la vida se vuelve este ir al encuentro con el Señor en el día a día aprendiendo a prepararnos para este momento y nos alienta a vivir al su estilo, porque será una forma de ser más humanos: “El Señor nos enseña a ser mejores como personas esto nos ayuda en la vida y a caminar al encuentro con el Señor, es muy importante, ustedes están en este momento enfermos, los médicos nos dicen que si el espíritu está bien también los medicamentos tiene más efecto, pero cuando tenemos al Señor en el corazón, este Señor nos enseña a ser más humanos y estamos mejor hasta en el aspecto  físico”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *