Iglesia rechaza detención de Camacho y dice que el caso golpe I “nunca existió”

La Iglesia Católica dice que se trata de una afrenta para Santa Cruz. “Estos hechos han traído a la memoria colectiva los duros tiempos de dictaduras militares que se creían vencidas”, se lee en el comunicado. Piden no caer en la tentación en violencia
Publicado el: 30/12/2022

Por Unitel Digital

Este viernes, la Conferencia Episcopal de Bolivia calificó la detención del gobernador cruceño, Fernando Camacho como un “secuestro” y apuntó que el caso Golpe I, “nunca existió” y el Gobierno hace una “falsa narrativa” de los hechos ocurrido del 2019, por los que es procesado Camacho.

“Con tristeza e impotencia hemos sido testigos, a través de los Medios de Comunicación, de un secuestro con inaudita violencia y saña de parte de las fuerzas de seguridad del Estado”, sostuvo.

En un comunicado se remarca que este procedimiento de aprehensión y luego detención vulnera las leyes, la institucionalidad del Estado, de los derechos humanos y pone en riesgo la vida del Gobernador y de las personas que lo acompañaban. Ante ello, dijo que estos hechos han traído a la memoria colectiva los duros tiempos de dictaduras militares que se creían vencidas para siempre.

“Esta intervención abusiva asume una connotación más grave todavía porque en la persona del gobernador, es un ataque más, entre otras afrentas, dirigidas a la población de Santa Cruz”, sostuvo.

Fernando Camacho fue aprehendido el miércoles en Santa Cruz y luego fue trasladado a La Paz, donde desde el viernes está con detención preventiva.

La Iglesia también rechazó la versión de Gobierno, desde donde se mencionó que la aprehensión de Camacho, por el caso de “Golpe 1” en el que se investigan los hechos registrados a finales de 2019.

“El supuesto caso golpe de estado del noviembre 2019, nunca existió y que es fruto de una falsa narrativa y de medias verdades”, se lee en un comunicado difundido este viernes en el que se hace referencia a uno similar difundido el 15 de junio de 2021.

En el pronunciamiento se señala que en el 2019 lo que realmente sucedió fue un levantamiento pacífico de la población de Santa Cruz, “ante el evidente fraude electoral en las elecciones del 20 octubre de 2019 de parte del partido de Gobierno”.

En el comunicado, se cita informes de observadores internacionales que hablan de manipulación dolosa de los comicios, alteración de las actas y la falsificación de las firmas de los jurados (…) redireccionamiento del flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por personal del Tribunal Supremo Electoral, haciendo posible la manipulación de datos y la suplantación de actas”.

Pedidos de la Iglesia

En el mismo pronunciamiento, la Confederación Episcopal hace tres pedidos: respeto de la Constitución y de la independencias de poder; respeto al disenso y la libertad de pensamiento y expresión que son parte del ejercicio de la democracia por lo que pidió a la Policía no recurrir a la represión violenta; y finalmente, enfatiza no caer en tentación de revancha y de la violencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *