Bolivia perdi贸 39% de sus aguas superficiales; Santa Cruz, el 65%

Bolivia perdi贸 39% de sus aguas superficiales; Santa Cruz, el 65%

MapBiomas y la Red Amaz贸nica de Informaci贸n Socioambiental Georreferenciada (RAISG) lanzaron la plataforma digital 鈥淎gua, indicador de vida: 23 a帽os de cambios en los pa铆ses amaz贸nicos鈥

鈥淓xiste el riesgo de un punto de no retorno, que debemos evitar鈥, dijo Carlos Souza, del Instituto do Homem e Meio Ambiente da Amaz么nia (Imazon), durante el lanzamiento de MapBiomas Agua, llamado聽Agua, indicador de vida: 23 a帽os de cambios en los pa铆ses amaz贸nicos, a cargo聽de la Red Amaz贸nica de Informaci贸n Socioambiental Georreferenciada (RAISG) y la iniciativa MapBiomas.

La presentaci贸n se realiz贸 en Lima (Per煤) a fines de septiembre de este a帽o, cont贸 con聽representantes de los nueve pa铆ses que conforman la regi贸n amaz贸nica, y arroj贸 datos alarmantes sobre la p茅rdida de aguas superficiales entre 1985 y 2022.

鈥淓n la Amazonia, en general, tenemos un proceso de calentamiento. Los veranos est谩n m谩s largos y calientes, y hay m谩s eventos clim谩ticos extremos鈥, agreg贸 Souza, que adem谩s recalc贸 la existencia de una relaci贸n muy estrecha entre la cobertura boscosa y el agua.
鈥淓st谩 claro que esto (la disminuci贸n de aguas superficiales) se relaciona con la din谩mica de deforestaci贸n y (cambios en el) uso del suelo鈥, indic贸.

Seg煤n Juliano Schirmbeck, de Geokarten, de todos los pa铆ses amaz贸nicos, proporcionalmente, Colombia,聽Guyana y Bolivia son los que m谩s extensi贸n perdieron de aguas superficiales.鈥Una de las situaciones m谩s cr铆ticas se da en el Pantanal鈥, lament贸.

De acuerdo a las estad铆sticas de MapBiomas Agua, en el periodo de 1985 a 2022,聽Bolivia redujo en 39% sus aguas superficiales聽naturales, como r铆os, lagunas, etc.

A escala departamental, la situaci贸n de Santa Cruz es m谩s seria, ya que sus aguas superficiales聽decrecieron un 65% entre 1985 y 2022, lo que equivale a 265.107 hect谩reas menos.

En p茅rdidas, a Santa Cruz le siguen, en ese orden, Beni, con -48,73; Chuquisaca, con -37,7%; Oruro, con 34,4%; Cochabamba, con -26,6%; Tarija, con -21,5%; La Paz, con -11,6; y Pando, con -7%.

Potos铆 es el 煤nico con una tendencia positiva en cuanto a la extensi贸n de aguas superficiales; sin embargo, la sequ铆a que atraviesa hoy contradice los n煤meros, lo que podr铆a explicarse con los argumentos de Efra铆n Turpo, del Instituto del Bien Com煤n (IBC Per煤).
Seg煤n 茅l, en sitios andinos surgen nuevas lagunas como consecuencia del derretimiento de los glaciares. 鈥淐on la muerte de un glaciar nace una nueva laguna, lo que no necesariamente es alentador y significa m谩s agua disponible. Muchas veces, estas nuevas lagunas representan riesgo para la poblaci贸n, ya que traen problemas en聽los servicios ecosist茅micos, porque un glaciar est谩 asociado a un ecosistema鈥, aclar贸.

Turpo聽aclar贸 que el cambio en glaciares puede ser acelerado por lo que pasa en la Amazonia聽en general, como la quema, que genera carbono negro, emisiones urbanas, etc.

Edson Ram铆rez, del Parque Nacional Huascar谩n, en Per煤, dijo que con la formaci贸n de lagunas por reducci贸n de glaciares tambi茅n se dan cambios en la composici贸n del agua, como la acidificaci贸n, que puede聽afectar a los animales y las personas.

Schirmbeck explic贸 que se ha visto que las 鈥済anancias鈥 en agua superficial, a veces se dan por聽la acci贸n antr贸pica (mano del hombre), por ejemplo, cuando aumentan represas, etc., 鈥渕ientras pierden extensi贸n los sitios naturales鈥.

En cuanto a las macrorregiones bolivianas, los Andes han perdido el 21% de sus aguas superficiales. El primer lugar de disminuci贸n lo ocupa el Pantanal, con casi -90%; le sigue la Chiquitania, con -60%; tucumano boliviano, con -48%; el Chaco, con -42,3%; la Amazon铆a, con -42%.
Seg煤n la divisi贸n municipal en el departamento de Santa Cruz, la sequ铆a azota a jurisdicciones como San Ignacio de Velasco, que ha visto disminuidas sus extensiones de agua superficial en 78,5%, entre 1985 y 2022, con -32.421 hect谩reas.聽En San Miguel hay -71%; en San Rafael, -59%; en Robor茅, -95%, ya聽que pas贸 de 210 hect谩reas de aguas superficiales en 1985, a 11 ha en 2022.聽En San Mat铆as, el decremento ya alcanza el 81%.

Eva Mollinedo, de la Fundaci贸n Amigos de la Naturaleza (FAN), expuso en el lanzamiento de MapBiomas Agua sobre la fragmentaci贸n de cuerpos de agua, y ejemplific贸 con el caso de la subcuenca de la Laguna Pistola,聽que se ubica en la Chiquitania, zona de transici贸n entre Chaco y Amazon铆a, y que en las 煤ltimas dos d茅cadas presenta alteraciones en su din谩mica.

Para Mollinedo, esta subcuenca sufri贸 una serie de alteraciones, sobre todo debido a la deforestaci贸n, al cambio de uso de suelo –de bosque a cultivo-, y a la construcci贸n de terraplenes聽y canales artificiales, que drenan varios de los cuerpos de agua.

Dijo que antes del a帽o 2000 estos cuerpos de agua eran m谩s estables, pero que a partir de 2000, con el incremento dr谩stico聽de la deforestaci贸n, hay lagunas que se secan,聽otras se dividen o fragmentan, y se mueve el curso de los r铆os.

鈥淓n 1990, esta subcuenca ten铆a 14 lagunas, que sumaban 15.800 hect谩reas, mientras que en 2017 ya llegaban a 25 lagunas, que sin embargo solo ten铆an 6.700 ha鈥,聽puso como muestra de la fragmentaci贸n, con disminuci贸n de la extensi贸n de aguas superficiales.

Mollinedo, adem谩s, reconoci贸 que este fen贸meno va acompa帽ado de cambios en las precipitaciones de lluvias en las 煤ltimas d茅cadas en esa regi贸n. 鈥淒isminuyeron聽las precipitaciones y la ventana de la 茅poca seca se ampli贸, de un par de semanas,聽a tres meses, lo que tambi茅n contribuye a la fragmentaci贸n de los cuerpos de agua鈥, agreg贸.

Rodney Camargo, de la Direcci贸n de Investigaci贸n de FAN, reconoci贸 la vulnerabilidad de la Chiquitania tambi茅n tiene que ver con que la extensi贸n de aguas superficiales -originalmente y sin las p茅rdidas- ya era peque帽a.聽

Rol de la deforestaci贸n
Juan Carlos Sauma, experto en temas hidr谩ulicos, sugiri贸 cruzar la informaci贸n de la deforestaci贸n con la de disminuci贸n de聽las aguas superficiales. A mayor deforestaci贸n, menores extensiones de aguas superficiales鈥, recalc贸.

Seg煤n Sauma, por lo observado durante los 煤ltimos a帽os en la regi贸n, algunas zonas con menor cobertura vegetal presentan s铆ntomas de sequ铆a hidrol贸gica, por descenso de la precipitaci贸n o porque las tormentas extremas simplemente circulan por quebradas聽y r铆os, y no pueden ser almacenadas en cuerpos de agua y en los acu铆feros locales, 鈥減ues es reducido el efecto favorable de la vegetaci贸n, interceptando la lluvia y favoreciendo la acumulaci贸n de agua en reservorios naturales鈥.

Cuestion贸 la centralizaci贸n de competencias por m谩s de quince a帽os de gesti贸n absolutamente inadecuada de los recursos h铆dricos, con cr茅ditos millonarios para proyectos dispersos de agua potable y riego, gestionados sin planificaci贸n h铆drica integral, y espacio-temporal.

鈥淗an generado una emergencia a escala nacional sin precedentes, y de consecuencias聽todav铆a desconocidas, afectando a los m谩s聽pobres y vulnerables de manera directa鈥, argument贸.

La diputada Mar铆a Jos茅 Salazar apunt贸 a que hace muchos a帽os existen problemas en muchos municipios del pa铆s por la聽escasez o falta de agua, y que sin embargo,聽no existen planes de prevenci贸n y contingencia.

鈥淧erforar pozos no es una soluci贸n, al contrario, se incentiva la pol铆tica extractivista y la ampliaci贸n de la frontera agr铆cola en desmedro del cuidado de los bosques y humedales. La negligencia con la que han venido tratando el tema de recursos h铆dricos, a la par de un falso discurso pachamamista, est谩 cobrando una factura muy alta al pa铆s鈥, aludi贸. Para Salazar, se deben聽analizar las responsabilidades de las diferentes autoridades que han pasado por los ministerios, y auditar cada peso presupuestado. 鈥淓jecutan, pero nadie sabe a d贸nde va el dinero鈥, lament贸.

Plan h铆drico
Adita Monta帽o, coordinadora de Cambio Clim谩tico de la Gobernaci贸n de Santa Cruz, en el lanzamiento de los MapBiomas Agua explic贸 que el Gobierno聽departamental tiene una pol铆tica de cambio聽clim谩tico y seguridad h铆drica, y asegur贸 que se est谩 implementando.

鈥淪anta Cruz tiene una cobertura boscosa de 220.000 km2, y es un departamento agroexportador. Nos est谩 afectando el tema de la frontera agr铆cola,聽la deforestaci贸n, el estr茅s h铆drico, y los incendios forestales desde 2019. Pero tenemos una hoja de ruta, refrendada por decreto departamental 335/2021鈥, adujo.

Seg煤n Monta帽o, entre los principales objetivos figuran: reducir la p茅rdida anual de la cobertura boscosa en ecosistemas priorizados por sus funciones ambientales. Tambi茅n restaurar fuentes de agua y cabeceras de cuenca; y reducir emisiones聽del Gas de Efecto Invernadero (GEI) en 80% hasta 2050, con respecto a 2021.

鈥淟a GTZ (Cooperaci贸n Alemana) nos est谩 apoyando. Lo dif铆cil es convencer a los no convencidos, hacer entender a los privados聽que puede haber r茅dito, pero siempre聽haciendo bien las cosas鈥, exhort贸.

鈥淓xiste el riesgo de un punto de no retorno, que debemos evitar鈥, dijo Carlos Souza, del Instituto do Homem e Meio Ambiente da Amaz么nia (Imazon), durante el lanzamiento de MapBiomas Agua, llamado聽Agua, indicador de vida: 23 a帽os de cambios en los pa铆ses amaz贸nicos, a cargo de la Red Amaz贸nica de Informaci贸n Socioambiental Georreferenciada (RAISG) y la iniciativa MapBiomas. La presentaci贸n se realiz贸 en Lima (Per煤) a fines de septiembre de este a帽o, cont贸 con representantes de los nueve pa铆ses que conforman la regi贸n amaz贸nica, y arroj贸 datos alarmantes sobre la p茅rdida de aguas superficiales entre 1985 y 2022.

鈥淓n la Amazonia, en general, tenemos un proceso de calentamiento. Los veranos est谩n m谩s largos y calientes, y hay m谩s eventos clim谩ticos extremos鈥, agreg贸 Souza, que adem谩s recalc贸 la existencia de una relaci贸n muy estrecha entre la cobertura boscosa y el agua.
鈥淓st谩 claro que esto (la disminuci贸n de aguas superficiales) se relaciona con la din谩mica de deforestaci贸n y (cambios en el) uso del suelo鈥, indic贸.
Seg煤n Juliano Schirmbeck, de Geokarten, de todos los pa铆ses amaz贸nicos, proporcionalmente, Colombia, Guyana y Bolivia son los que m谩s extensi贸n perdieron de aguas superficiales.鈥漊na de las situaciones m谩s cr铆ticas se da en el Pantanal鈥, lament贸.

De acuerdo a las estad铆sticas de MapBiomas Agua, en el periodo de 1985 a 2022, Bolivia redujo en 39%聽sus aguas superficiales naturales, como r铆os, lagunas, etc.

A escala departamental, la situaci贸n de Santa Cruz es m谩s seria, ya que sus aguas superficiales聽decrecieron un 65% entre 1985 y 2022,聽lo que equivale a 265.107 hect谩reas menos.

En p茅rdidas, a聽Santa Cruz le siguen, en ese orden, Beni, con -48,73; Chuquisaca, con -37,7%; Oruro, con 34,4%; Cochabamba, con -26,6%; Tarija, con -21,5%; La Paz, con -11,6; y Pando, con -7%.

Potos铆 es el 煤nico con una tendencia positiva en cuanto a la extensi贸n de aguas superficiales; sin embargo, la sequ铆a que atraviesa hoy contradice los n煤meros, lo que podr铆a explicarse con los argumentos de Efra铆n Turpo, del Instituto del Bien Com煤n (IBC Per煤).
Seg煤n 茅l, en sitios andinos surgen nuevas lagunas como consecuencia del derretimiento de los glaciares. 鈥淐on la muerte de un glaciar nace una nueva laguna, lo que no necesariamente es alentador y聽significa m谩s agua disponible. Muchas veces, estas nuevas lagunas representan riesgo para la poblaci贸n, ya que traen problemas en los servicios ecosist茅micos, porque un glaciar est谩 asociado a un ecosistema鈥, aclar贸.

Turpo aclar贸 que el cambio en glaciares puede ser acelerado por lo que pasa en la Amazonia en general,聽como la quema, que genera carbono negro, emisiones urbanas, etc.

Edson Ram铆rez, del Parque Nacional Huascar谩n, en Per煤, dijo que con la formaci贸n de lagunas por reducci贸n de glaciares tambi茅n se dan cambios en la composici贸n del agua, como la acidificaci贸n, que puede聽afectar a los animales y las personas.

Schirmbeck explic贸 que se ha visto que las 鈥済anancias鈥 en agua superficial, a veces se dan聽por la acci贸n antr贸pica (mano del hombre), por ejemplo, cuando aumentan represas, etc., 鈥渕ientras pierden extensi贸n los sitios naturales鈥.

En cuanto a las macrorregiones bolivianas, los Andes han perdido el 21% de sus aguas superficiales. El primer lugar de disminuci贸n lo ocupa el Pantanal, con casi -90%; le sigue la Chiquitania, con -60%; tucumano boliviano, con -48%; el Chaco, con -42,3%; la Amazon铆a, con -42%.
Seg煤n la divisi贸n municipal en el departamento de Santa Cruz, la sequ铆a azota a jurisdicciones como San Ignacio de Velasco, que ha visto disminuidas sus extensiones de agua superficial en 78,5%, entre 1985 y 2022, con -32.421 hect谩reas. En San Miguel hay -71%; en San Rafael,聽-59%; en Robor茅, -95%, ya que pas贸 de 210 hect谩reas de aguas superficiales en 1985, a 11 ha en 2022. En San Mat铆as, el decremento ya alcanza el 81%.

Eva Mollinedo, de la Fundaci贸n Amigos de la Naturaleza (FAN), expuso en el lanzamiento de MapBiomas Agua sobre la fragmentaci贸n de cuerpos de agua, y ejemplific贸 con el caso de la subcuenca de la Laguna Pistola, que se ubica en la Chiquitania, zona de transici贸n entre Chaco y Amazon铆a, y que en las 煤ltimas dos d茅cadas presenta alteraciones en su din谩mica.

Para Mollinedo, esta subcuenca sufri贸 una serie de alteraciones, sobre todo debido a la deforestaci贸n, al cambio de uso de suelo -de bosque a cultivo-, y a la construcci贸n de terraplenes y canales artificiales, que drenan varios de los cuerpos de agua.

Dijo que antes del a帽o 2000 estos cuerpos de agua eran m谩s estables, pero que a partir de 2000, con el incremento dr谩stico de la deforestaci贸n, hay lagunas que se secan, otras se dividen o fragmentan, y se mueve el curso de los r铆os.

鈥淓n 1990, esta subcuenca ten铆a 14 lagunas, que sumaban 15.800 hect谩reas, mientras que en 2017 ya llegaban a 25 lagunas, que sin embargo solo ten铆an 6.700 ha鈥, puso como muestra de la fragmentaci贸n, con disminuci贸n de la extensi贸n de aguas superficiales.

Mollinedo, adem谩s, reconoci贸 que este fen贸meno va acompa帽ado de cambios en las precipitaciones de lluvias en las 煤ltimas d茅cadas en esa regi贸n. 鈥淒isminuyeron las precipitaciones y la ventana de la 茅poca seca se ampli贸, de un par de semanas, a tres meses, lo que tambi茅n contribuye a la fragmentaci贸n de los cuerpos de agua鈥, agreg贸.

Rodney Camargo, de la Direcci贸n de Investigaci贸n de FAN, reconoci贸 la vulnerabilidad de la Chiquitania tambi茅n tiene que ver con que la extensi贸n de aguas superficiales -originalmente y sin las p茅rdidas- ya era peque帽a.

Rol de la deforestaci贸n
Juan Carlos Sauma, experto en temas hidr谩ulicos, sugiri贸 cruzar la informaci贸n de la deforestaci贸n con la de disminuci贸n de las aguas superficiales. A mayor deforestaci贸n, menores extensiones de aguas superficiales鈥, recalc贸.

Seg煤n Sauma, por lo observado durante los 煤ltimos a帽os en la regi贸n, algunas zonas con menor cobertura vegetal presentan s铆ntomas de sequ铆a hidrol贸gica, por descenso de la precipitaci贸n o porque las tormentas extremas simplemente circulan por quebradas y r铆os, y no pueden ser almacenadas en cuerpos de agua y en los acu铆feros locales, 鈥減ues es reducido el efecto favorable de la vegetaci贸n, interceptando la lluvia y favoreciendo la acumulaci贸n de agua en reservorios naturales鈥.
Cuestion贸 la centralizaci贸n de competencias por m谩s de quince a帽os de gesti贸n absolutamente inadecuada de los recursos h铆dricos, con cr茅ditos millonarios para proyectos dispersos de agua potable y riego, gestionados sin planificaci贸n h铆drica integral, y espacio-temporal.

鈥淗an generado una emergencia a escala nacional sin precedentes, y de consecuencias todav铆a desconocidas, afectando a los m谩s聽pobres y vulnerables de manera directa鈥, argument贸.

La diputada Mar铆a Jos茅 Salazar apunt贸 a que hace muchos a帽os existen problemas en muchos municipios del pa铆s por la escasez o falta de agua, y que sin embargo, no existen planes de prevenci贸n y contingencia.聽

鈥淧erforar pozos no es una soluci贸n, al contrario, se incentiva la pol铆tica extractivista y la ampliaci贸n de la frontera agr铆cola en desmedro del cuidado de los bosques y humedales. La negligencia con la que han venido tratando el tema de recursos h铆dricos, a la par de un falso discurso pachamamista, est谩 cobrando una factura muy alta al pa铆s鈥, aludi贸.
Para Salazar, se deben analizar las responsabilidades de las diferentes autoridades que han pasado por los ministerios, y auditar cada peso presupuestado. 鈥淓jecutan, pero nadie sabe a d贸nde va el dinero鈥, lament贸.

Plan h铆drico
Adita Monta帽o, coordinadora de Cambio Clim谩tico de la Gobernaci贸n de Santa Cruz, en el lanzamiento de los MapBiomas Agua explic贸 que el Gobierno departamental tiene una pol铆tica de cambio clim谩tico y seguridad h铆drica, y asegur贸 que se est谩 implementando.

鈥淪anta Cruz tiene una cobertura boscosa de 220.000 km2, y es un departamento agroexportador. Nos est谩 afectando el tema de la frontera agr铆cola, la deforestaci贸n, el estr茅s h铆drico, y los incendios forestales desde 2019. Pero tenemos una hoja de ruta, refrendada por decreto departamental 335/2021鈥, adujo.

Seg煤n Monta帽o, entre los principales objetivos figuran: reducir la p茅rdida anual de la cobertura boscosa en ecosistemas priorizados por sus funciones ambientales. Tambi茅n restaurar fuentes de agua y cabeceras de cuenca; y reducir emisiones del Gas de Efecto Invernadero (GEI) en 80% hasta 2050, con respecto a 2021.
鈥淟a GTZ (Cooperaci贸n Alemana) nos est谩 apoyando. Lo dif铆cil es convencer a los no convencidos, hacer entender a los privados que puede haber r茅dito, pero siempre haciendo bien las cosas鈥, exhort贸.

Puede que te hayas perdido