INCENDIOS AFECTAN A NACIENTES DE AGUA Y BOSQUE PRIMARIO DE PIL脫N LAJAS Karen Gil, Luis Salazar

INCENDIOS AFECTAN A NACIENTES DE AGUA Y BOSQUE PRIMARIO DE PIL脫N LAJAS Karen Gil, Luis Salazar

Karen Gil, Luis Salazar

Las quemas, derivadas de pr谩cticas de chaqueo, se intensificaron a finales de septiembre en la Reserva de la Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen Pil贸n Lajas. Estos incendios representan uno de los episodios m谩s graves de los 煤ltimos a帽os en esta 谩rea protegida. Durante los d铆as m谩s cr铆ticos, se detectaron entre 12 y 15 focos de calor activos. A煤n no se cuantific贸 la extensi贸n de las hect谩reas siniestradas, pero se evidenci贸 que las serran铆as y los barbechos fueron las zonas m谩s afectadas por el fuego.

Edici贸n 109. Mi茅rcoles 1 de noviembre de 2023

La Reserva de la Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen Pil贸n Lajas es una de las 谩reas nacionales protegidas que fue afectada por los incendios forestales, registrados en los 煤ltimos tres meses. Esta se encuentra en los municipios de San Borja y Rurrenabaque, de Beni, y Palos Blancos y Apolo, de La Paz. Alberga a聽tres pueblos ind铆genas:聽Chim谩n,聽Moset茅n聽y聽Tacana, asentados en 25 comunidades. Adem谩s, en la zona de amortiguaci贸n existen asentamientos de comunidades interculturales.

Los primeros focos de calor se registraron el 11 de septiembre, pero a finales de ese mes se intensificaron. A partir de ello se contabilizaron entre 12 y 15 incendios de gran magnitud continuos hasta la tercera semana de octubre, lo que dificult贸 la atenci贸n de los fuegos. 鈥淓n otra gesti贸n lo normal era dar atenci贸n a un incendio grande, de repente dos o tres, pero discontinuos鈥, explica a聽La Brava聽el director de la reserva Pil贸n Lajas, 脕lvaro Segovia.

De acuerdo con datos de la Direcci贸n de la Reserva Pil贸n Lajas, dependiente del Servicio Nacional de 脕reas Protegidas (SERNAP), el fuego lleg贸 a las nacientes de agua dulce que abastece a la regi贸n. Ello se pudo observar a partir de un sobrevuelo con el Viceministerio de Defensa Civil en la zona. Tambi茅n se identific贸 que las partes m谩s afectadas por el fuego son: barbechos, plantaciones de monte bajo, bosque primario y serran铆as. Los guardaparques consultados explicaron que se requerir谩 alrededor de ocho a帽os para que se regenere el monte quemado y los ojos de agua.

Las autoridades del lugar informaron que, si bien el fuego es causado por los chaqueos que practican las comunidades, estos se fueron agravando por las consecuencias del cambio clim谩tico y la fuerte sequ铆a que se vive en la zona desde hace algunos meses, lo que hace que se extienda mucho m谩s r谩pido. Actualmente en Rurrenabaque se declararon desastres por sequ铆a, adem谩s por afectaciones de los incendios forestales.

El cerro Macuti es uno de los lugares m谩s relevantes del Pil贸n Lajas y de Rurrenabaque, principalmente, por la riqueza de sus fuentes de agua. Pero, tambi茅n es el lugar que m谩s se vio afectado por el fuego, lo que pone en riesgo el abastecimiento de agua. Este lugar, desde septiembre ten铆a focos de calor de forma intermitente. Debido a su topograf铆a se complica el acceso para la atenci贸n, por lo que el helic贸ptero con el sistema聽bambi bucket聽(bolsa para llevar agua) que llev贸 Defensa Civil trabaj贸 principalmente en esta 谩rea. Hasta el lunes 30 de octubre hab铆a al menos un incendio.

A causa de la sequ铆a, las quemas llegaron a las comunidades ind铆genas que se encuentran cerca de los r铆os Quiquibey y Beni, algo que nunca en la historia reciente hab铆a ocurrido. Las m谩s afectadas fueron Asunci贸n del Quiquibey, Embocada, San Antonio de Sani y Real Beni. En la foto, se ve a Real Beni que tiene dos focos de calor activos: uno en la cresta de la serran铆a y otro que est谩 al medio del monte.

Este fuego se inici贸 a la altura de la carretera y sobrepaso la reserva hasta acercarse a las comunidades a orillas del r铆o, al otro lado de la reserva.

A煤n no se cuantificaron las hect谩reas que fueron afectadas por las quemas dentro de Pil贸n Lajas. Se espera que pase el fuego para hacer ese trabajo a partir de im谩genes satelitales. Asimismo, se evaluar谩n los da帽os y la cantidad exacta de comunidades que fueron impactadas. Sin embargo, el director de Gesti贸n de Riesgos del Gobierno Aut贸nomo Municipal de Rurrenabaque (GAM), Denis Rivera, resalta, en entrevista con聽La Brava, que se identific贸 8 mil hect谩reas dentro y fuera de Pil贸n Lajas, en la jurisdicci贸n de Rurrenabaque.

En la foto se ve c贸mo quedaron las 谩reas quemadas ubicadas en las comunidades El Ceb煤 y la Pampa Porte帽a, que son zonas ganaderas aleda帽as al Pil贸n Lajas, por lo que muchas veces el fuego de estos lugares lleg贸 hasta la reserva llevado por los vientos.

Debido a la cantidad de focos de calor y su gran magnitud, el agua no es suficiente para sofocarlos. Hay lugares a los que no puede llegar la atenci贸n a los incendios, pero adem谩s la cantidad de focos de calor simult谩neos no permit铆a un trabajo efectivo, por lo que no se puede atacar el fuego directamente. La cisterna llega solo a la base del monte, por lo que los voluntarios y bomberos tienen que entrar a pie con mochilas de agua de 20 litros, que se acaban en 10 minutos, y herramientas forestales. El mayor Miguel Orihuela, coordinador de la organizaci贸n 芦Resistencia禄 de la sociedad civil e integrante de los seis bomberos voluntarios que llegaron desde Cochabamba, explica que se hicieron l铆neas de defensa en un circuito de unos 10 kil贸metros.

Pil贸n Lajas cuenta con una extensi贸n de 400.000 hect谩reas y entre sus diferentes pisos ecol贸gicos albergan a 152 especies de mam铆feros, 876 de aves, 303 de peces, 158 de reptiles y 96 especies de anfibios. Seg煤n datos recogidos por Conservaci贸n de la Vida Silvestre 鈥 Bolivia聽(WCS, por sus siglas en ingl茅s), es hogar de importantes especies como: el jaguar, jucumari, londra. Y protege especies end茅micas y/o amenazadas, entre ellas el marimono, 谩guila harp铆a, hormiguerito gri y el pico curvo boliviano, siendo estas dos 煤ltimas especies end茅micas del Pil贸n Lajas.

Los animales silvestres tambi茅n fueron afectados por las quemas. En la foto se ve un caparaz贸n de peta quemado. Cuando se activaban los incendios se escuchaban los gritos de los monos huyendo por las copas de los 谩rboles.聽 Funcionarios de la Alcald铆a de Rurrenabaque vieron aves quemadas, incluso una de ellas muri贸 a lado de su nido. El mayor Orihuela relata que encontraron serpientes quemadas, y pudieron rescatar una rata gigante, una carachupa beb茅 y huevos de lagarto entre otros.

Al menos 30 personas por punto sofocaron el fuego, entre guardaparques, personal de la Direcci贸n de Gesti贸n de Riesgos del Gobierno Municipal de Rurrenabaque, soldados de las Fuerzas Armadas y voluntarios de Cochabamba, Trinidad y de otras partes del pa铆s. En los d铆as m谩s complicados en todo el parque, trabajaron alrededor de 120 elementos diariamente; mientras que en los que no se registraron grandes incendios trabajaban alrededor de 30.

En Rurrenabaque, los chaqueos est谩n permitidos hasta el 31 de julio con autorizaci贸n de la Autoridad de Fiscalizaci贸n y Control Social de Bosques y Tierra (ABT); sin embargo, los focos de calor no cesaron en distintos lugares de Bolivia. De acuerdo con datos de esa entidad, hasta la semana pasada se registraron 2.267.000 hect谩reas de bosques afectados, siendo Beni el departamento con mayor p茅rdida, le siguen Santa Cruz y La Paz. Tanto el director de la reserva como de la Direcci贸n de Gesti贸n de Riesgos coinciden en que la acci贸n de la ABT es limitada debido a聽 la falta de personal en Rurrenabaque.

Rurrenabaque solo cuenta con una cisterna para atender a todo el municipio. En la foto se ve que voluntarios apagan el fuego con una bomba artesanal que instalaron al veh铆culo, que es arrastrado por un tractor en medio de la pampa. Sin embargo, las autoridades destacan que por m谩s que hubiera habido m谩s equipamiento, muchos focos de calor estaban muy lejos por lo eran incontrolables. Los entrevistados destacaron el trabajo conjunto de las Fuerzas Armadas, la Alcald铆a de Rurrenabaque, los bomberos voluntarios聽 y los comunarios de la zona.

Uno de los comunarios sofoca el incendio en un pastizal para ganado, con bidones y materiales que ten铆an a mano. Los ind铆genas tem铆an que el fuego no solo llegara a sus cultivos sino tambi茅n a sus viviendas. Sus casas est谩n hechas de聽chuch铆o, una especie de bamb煤 delgado, y techado con hojas de jatata o motac煤, materiales altamente inflamables.


Fotos:聽Luis Salazar.

Texto:聽Karen Gil.

 

Puede que te hayas perdido