Asambleísta de cercado denuncia que fue obligado a abandonar una reunión por ordenes del gobernador Alejandro Unzueta

El asambleísta Departamental de la Provincia Cercado Marcelo Vargas denunció que por presión del gobernador de nuestro departamento Alejandro Unzueta, fue obligado a abandonar la reunión donde se debía reactivar el Comité de Defensa de la Integridad Territorial del Departamento del Beni. Vargas dijo que tras ser invitado por la senadora Neyla Velarde a la testera accedió tomando en cuenta que fue delegado por la directiva de la Asamblea Legislativa Departamental para participar de dicho encuentro.

«Preocupado por la actitud de un gobernador atropellador y con total falta de seriedad en su accionar (…) me veo sorprendido después cuando hace presencia el gobernador (sala) quien condiciona su participación con la mía, le pide a la maestra de ceremonia que me retiren a mí de la testera o si no él no participaba; yo quiero denunciar su atropello y falta de respeto que él está haciendo al ente legislativo Departamental y no puede estar creando división en un tema tan importante como es el tema limítrofe», afirmó.

El legislador beniano lamentó que la autoridad haya sacado a relucir dicha actitud, cuando más bien debiera ser el factor de unidad de todos los benianos por encima de cualquier situación.

«En el que todos los benianos deberíamos estar unidos y trabajar con un mismo fin, y dejar de lado cualquier problema personal que pueda existir, que desconozco cuál sería el que tiene el gobernador con mi persona; él parece que no se ubica, y no sabe que es gobernador de un Departamento y de los benianos», remarcó.

DIVISIONISMO

Vargas calificó a la primera autoridad departamental como divisionista, porque con su actitud promueve discordia y afrenta con una instancia fundamental como lo es la Asamblea Legislativa Departamental.

«Como gobernador tiene que ser inclusivo, tiene que llamar a la unidad, no solamente en discursos como lo está haciendo, porque lo que está haciendo es crear una división con la Asamblea Legislativa Departamental y la gobernación, cuando ambos poderes deberían estar trabajando de la mano, peor en un tema tan delicado como son los límites», enfatizó.

FISCALIZADOR

Vargas reiteró que como fiscalizador seguirá con esa labor para la cual lo eligió el pueblo, y pidió al gobernador que respete las normas y las instancias legalmente constituidas.

«Quizás a él le moleste que como Asambleísta esté fiscalizando el pago a lo médicos, la compra de una planta generadora de oxígeno en Riberalta, donde hay indicios (sobreprecio) si comparan con la planta de Cochabamba que cuesta 3 millones y la de Riberalta 5, quizás eso le molesta a él, pero para eso me ha elegido el pueblo», remarcó.

RESPETE LAS NORMAS

«No se puede trabajar con una persona que cree que está dirigiendo una empresa privada, él es gobernador de un Departamento, él tiene que respetar las normas y trabajar con las demás autoridades de la mano», reflexionó el Asambleísta Departamental.

Informándote

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.