Entrevista con obispo de Bolivia «Los opositores a la reforma son un obstáculo para la iglesia»

En una entrevista, el obispo boliviano Eugenio Coter Eugenio Coter explica el compromiso de la Iglesia con la preservación de la selva tropical. Y lo que opina de la reforma se refiere a la vía sinodal.

Prensa CEB 28.11.2022.- El obispo boliviano Eugenio Coter ve gran coincidencia entre la iglesia en la región amazónica y las preocupaciones de reforma del camino sinodal en Alemania. Los guardafrenos están impulsados ​​por el miedo. En la entrevista, el sacerdote, que está de visita en Alemania como invitado de la organización de ayuda latinoamericana Adveniat, también explica el compromiso de la iglesia con la preservación de la selva tropical.

Señor obispo, los obispos alemanes recibieron poca aprobación por sus esfuerzos de reforma durante su reciente visita al Papa ya la Curia romana. Los obispos de Amazonia también lo saben. El Papa dejó incumplida su petición de permitir sacerdotes casados ​​en su región debido a la escasez de sacerdotes. ¿Por qué Francisco habla de cambio, pero no salta cuando importa?

Eugenio Coter: En el documento final del Sínodo de la Amazonía, el Papa fue más allá de lo que esperábamos los obispos en temas ecológicos, económicos y culturales. También reconoció muy claramente la diversidad de ministerios y ministerios en la Iglesia. En cuanto a los viri probati (sacerdotes casados), creo que entendió de qué se trataba nuestra solicitud de admisión, pero temía una división en la Iglesia si la concedía.

¿Sigue los debates de reforma sobre el “camino sinodal” de la Iglesia católica en Alemania?

Muy. Hay mucha atención en todo el mundo por lo que está sucediendo en Alemania en este momento. Mi impresión es que sentimos absolutamente lo mismo en una serie de cuestiones.

¿Sobre qué temas?

Por ejemplo, con el problema de las iglesias vacías o la falta de sacerdotes, que hace que los fieles se vean privados de los sacramentos, especialmente de la Eucaristía. Como usted en Alemania, vemos el problema de los divorciados vueltos a casar a los que no se les permite ir a comulgar. Y la ordenación de mujeres como diáconos también es un tema que queremos ver promovido juntos, como lo es el reconocimiento de las mujeres en los servicios y oficios de la iglesia.

La resistencia al cambio en la iglesia es, en última instancia, solo una expresión de gran temor. 

¿Entonces la acusación de esfuerzos nacionales en solitario o un camino especial alemán con el peligro de un cisma en la iglesia es inexacta?

Esto es simplemente incorrecto. Si los católicos en Alemania y la Amazonía responden de la misma manera a preguntas como las que acabamos de mencionar, entonces hay mucho que sugiere que mueven a la iglesia universal en su conjunto, porque son cuestiones clave para la iglesia y su lugar en las sociedades modernas. La resistencia al cambio es, en última instancia, solo una expresión de un gran temor de bajarse del barco seguro como Pedro en el mar de Galilea y caminar sobre las aguas hacia Cristo, confiando en la ayuda de Dios.

¿Ya estás caminando sobre el agua en el Amazonas y no te pueden derribar?

Quizás el agua corre un poco mejor con nosotros que contigo. Una cosa está clara: todos tenemos que ir mucho más allá de lo que tenemos actualmente. Cuando el Papa dice que la Iglesia está en movimiento, no hay que quedarse quieto, sino buscar nuevos caminos. Para el camino sinodal en Alemania, la única instrucción del Papa fue: ¡mantener la unidad!

En tu lógica, ¿este recordatorio no debería estar también dirigido a aquellos que, como dices, simplemente quieren quedarse quietos?

Sí, ellos son el obstáculo. Su insistencia no está de acuerdo con el estilo cristiano.

¿Qué es el «estilo cristiano»?

Ser cristiano significa involucrarse con este mundo y su realidad, tal como lo hizo Jesucristo, Dios encarnado, hace 2000 años.

¿Qué opina de la situación en la archidiócesis de Colonia, donde el cardenal Rainer Woelki espera desde hace meses una decisión del Papa sobre su oferta de dimisión?

Creo que el Papa sólo reacciona cuando está seguro. Esto es lo que sucedió en el escándalo de abusos de la Iglesia de Chile. Me preguntó varias veces: ¿tienes pruebas? De lo contrario, ¡cállate! Pero una vez que tuvo la evidencia, actuó.

La campaña de Navidad de la organización de ayuda a América Latina Adveniat, cuyo invitado eres en Alemania, se centra en los temas de atención médica y medio ambiente. ¿La iglesia de su región se ve a sí misma como un grupo de presión socio-ecológica?

La gente hace la presión. La iglesia acompaña esto, motiva, estimula, un poco como los profetas del Antiguo Testamento que, en su crítica social, se enfrentaron a los ricos y poderosos.

¿La gente empuja? En Brasil, hasta hace poco, la mayoría apoyaba al presidente derechista Jair Bolsonaro, quien permitió que la selva tropical fuera destruida sin restricciones.

En eso no se diferenciaba en nada del expresidente socialista de Bolivia, Evo Morales. La actitud hacia la naturaleza y el medio ambiente no es una cuestión de orientación política.

¿Cuán grandes son sus esperanzas de que algo cambie en el manejo de la selva tropical por parte de Brasil bajo el antiguo y el nuevo presidente Lula da Silva?

Existe cierta probabilidad de que Lula actúe con mayor sensibilidad ecológica que Bolsonaro. Pero, en general, un presidente puede ralentizar o acelerar un poco las cosas. Pero un verdadero cambio de dirección solo se producirá cuando la presión interna del país se combine con la presión internacional.

¿Cómo es en Bolivia?

Nuestro gobierno con el presidente Luis Arce no está interesado en preservar la selva tropical. Sigue permitiendo la especulación con la deforestación, incluso en los parques nacionales, y desconoce los derechos de los pueblos indígenas.

¿Sería diferente si la oposición llegara al poder?

no La antecesora de Arce, Jeanine Anez Chavez, quien ahora está en prisión, siguió la misma política.

¿Entonces nadie se ocupa del problema ambiental?

El principal problema es que demasiadas personas piensan que todavía están ganando, cuando en realidad serán los perdedores. La continua destrucción de la naturaleza ya está expulsando a las personas de sus hábitats tradicionales y convirtiéndolas en lumpenproletariado en los barrios marginales de los suburbios. Las consecuencias climáticas también son obvias. En las tierras altas de Cochabamba, por ejemplo, la gente realiza oraciones y procesiones de oración por la lluvia.

Las procesiones de súplica a cualquier santo ciertamente no impiden que nadie haga negocios con la deforestación de la selva
Obispo Eugenio Coter

¿ Qué puede lograr el trabajo de desarrollo de la iglesia?

En primer lugar, detenga tales procesiones a cualquier santo, porque ciertamente no impedirán que nadie haga negocios con la deforestación de la selva tropical.

¿Y qué?

El trabajo del proyecto de la iglesia desde abajo tiene como objetivo crear conciencia y cambiar la mentalidad en el trato con la naturaleza: agricultura de subsistencia, renuncia a la tala y quema para preservar la capa de humus del suelo. Hace apenas cinco años, en mi camino a la Iglesia Episcopal por la mañana, había un humo acre en las calles porque simplemente se quemaban las hojas en las calles. Ahora está compostado. Estos son pequeños pasos, por supuesto, pero la gente nota la diferencia. Y eso también trae cambios a gran escala.

¿Realmente creen?

Yo lo tomo de esa manera. Las autoridades estatales tienen que reaccionar para ser tomadas en serio a largo plazo.

por Joaquín Frank

https://www.ksta.de/politik/interview-mit-bischof-aus-bolivien-reformgegner-sind-hindernis-fuer-die-kirche-373199?cb=1669650077254&cb=1669650083588

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *