El Gobierno de Cuba responde con arrestos y corta internet tras protestas

Las calles de La Habana se hallaban ayer con policías tras las manifestaciones que fueron reprimidas. Hubo muchos arrestos. El presidente Díaz-Canel acusa a EEUU. Biden pide que se escuche al pueblo

Luego de que el domingo la isla viviera las mayores protestas de su historia reciente, una de las grandes interrogantes era qué pasaría el día -o los días- después. Sin embargo, ayer, y por horas, era difícil saber a ciencia cierta qué estaba pasando allí: rumores de nuevas protestas aparecían y se deshacían en redes sociales.

Según numerosos testimonios y videos en redes sociales, las protestas fueron duramente reprimidas a golpes, con gas pimienta y hasta disparos en ocasiones, mientras decenas de personas fueron arrestadas.

De hecho, el desconcierto sobre lo que sucede ha sido mayor para decenas de familiares de los que participaron en las marchas que, un día después, no saben nada de sus seres queridos.

Ayer, estaciones de policía de la capital y varias provincias se llenaron de personas que buscan noticias de los suyos.

La falta de información, según dijeron, tenía también otra causa: “Además, no tenemos internet. Hoy no me he podido conectar”.

El sitio de monitoreo de internet NetBlocks reportó horas más tarde que internet había sido restringida en la isla, principalmente para plataformas como WhatsApp, Facebook, Instagram y Telegram desde los servidores del proveedor estatal (único), perteneciente a la compañía Etecsa.

Para muchos cubanos la única mención sobre lo que había pasado el día anterior fue la oficial.

Díaz Canel acusa a EEUU

Mientras Washington y la Unión Europea hacían llamados a permitir y escuchar las protestas, el dirigente comunista aseguró que el gobierno está tratando de “enfrentar y vencer” las dificultades ante las sanciones estadounidenses, recrudecidas desde el mandato del expresidente Donald Trump (2017-2021).

“¿Qué quieren con estas situaciones?, provocar estallidos sociales, provocar incomprensiones” entre los cubanos, pero también “el famoso cambio de régimen”, denunció el presidente, en un intercambio con algunos periodistas cubanos retransmitido por la televisión y la radio, en una comparecencia de cuatro horas junto a varios ministros.

“Sería un grave error que el régimen cubano interprete lo que está pasando en decenas de ciudades y pueblos en toda la isla como el resultado o el producto de algo que haya hecho Estados Unidos”, reaccionó el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

Mientras que el mandatario estadounidense, Joe Biden, pidió al “régimen cubano que, en lugar de enriquecerse, escuche a su pueblo y atienda sus necesidades”, según un comunicado. “Estamos con el pueblo cubano y su claro llamado a la libertad”, dijo.

Por su parte el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, pidió ayer al gobierno de Cuba que “permita estas manifestaciones pacíficas y que escuche las manifestaciones de descontento”.

En Brasilia, el presidente Jair Bolsonaro, expresó también su “solidaridad” con los cubanos que piden “el fin de una dictadura cruel” y denunció la represión de las protestas contra el gobierno comunista de la isla caribeña.

“Lo que queremos es cambio”

Miles de cubanos, hartos de la crisis económica, agravada por la escasez de alimentos y medicinas y que ha obligado al gobierno a cortar la electricidad durante varias horas al día, salieron espontáneamente a la calle el domingo en decenas de ciudades de todo el país, al grito de “Tenemos hambre”, “Libertad” y “Abajo la dictadura”.

Un video publicado en la cuenta de Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas, muestra a varios policías bajando de un coche oficial en Camagüey, una ciudad ubicada en el centro -este de Cuba,, y abriendo fuego contra los manifestantes.

En esos enfrentamientos hirieron a dos jóvenes, “a uno en una pierna y a otro en el estómago”, contó la activista María Antonia Pachecho quye estaba en la protesta.

Por otro lado, la corresponsal de ABC de España en La Habana, Camila Acosta, fue detenida, según confirmó el escritor Ángel Santiesteban.

La periodista fue interceptada por varios agentes a las 10:00, cuando salía de su casa para realizar un trámite, en compañía de su padre.

Acosta va a ser procesada por delitos contra la seguridad del Estado”, según Santiesteban.

 

Crisis general

Tras una breve reconciliación entre 2014 y 2016, las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos están en su nivel más bajo desde que Trump endureció el embargo en vigor desde 1962, denunciando violaciones de derechos humanos y apoyo de La Habana al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Estas sanciones, así como la ausencia de turistas debido a la pandemia, han sumido a Cuba en una profunda crisis económica y han generado un fuerte malestar social, seguido de cerca en Washington y el continente americano.

El gobierno de Estados Unidos “ha destinado cientos de millones de dólares para la subversión en nuestro país e impone un bloqueo genocida, principal responsable de carencias económicas”, dijo en Twitter el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, expresó ayer “todo el apoyo” al “gobierno revolucionario de Cuba”, tras las masivas protestas antigubernamentales en la isla.

También el presidente de Argentina, Alberto Fernández, reclamó ayer que se ponga fin al bloqueo a Cuba, al que calificó de “inhumano”, y rechazó, tras las manifestaciones, una eventual intervención extranjera en la resolución de los conflictos políticos en la isla caribeña.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Luis Arce, espesó su respaldo al “pueblo cubano en su lucha contra las acciones desestabilizadoras” en la isla, luego de que se registraran protestas inéditas contra el gobierno cubano.

“Expresamos nuestro pleno respaldo al pueblo cubano en su lucha contra las acciones desestabilizadoras. Cuanto más el gobierno de #Cuba avanza en la salud y la ciencia, más enfrenta la desinformación y el ataque extranjero. #EliminaElBloqueo”, escribió el mandatario en Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.